México destinó recursos equivalentes al 0.7% del PIB para atender la emergencia sanitaria en 2020, cuando en promedio los países de Latinoamérica destinaron el 4%, detalla el FMI.

A diferencia de otros países en América Latina, México tiene recursos y espacio fiscal para brindar apoyos en favor de impulsar la economía fuertemente afectada por la pandemia de COVID-19.

Alejandro Werner, director del Departamento del Hemisferio Occidental del  FMI explicó este lunes que para atender y dar apoyos por la pandemia en 2020.

México destinó recursos equivalentes al 0.7% del PIB, cuando en promedio los países de Latinoamérica destinaron el 4%, y Brasil 8% del PIB.

“México es uno de los países que realmente ha seguido e implementado muy bien, lo que la gente llama, ahorro para un día lluvioso»

«Cuenta con ahorros y líneas de contingencia para una política fiscal que apoye a las medianas empresas, y así evitar que se presenten más quiebras».

Lo anterior lo dijo en una conferencia organizada por la Americas Society, Council of the Americas (ASCOA).

Consideró que puede estar enfrentando este “día lluvioso” tomando en cuenta la perdida de empleos, aumento de la pobreza y uno de los mayores descensos del PIB nacional.

Werner explicó que el año pasado, México, con acceso a los mercados de capitales, pudo dar un estímulo fiscal del 3% del PIB.

Lo anterior habría reducido la contracción de la economía.

De acuerdo con información preliminar del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) la economía mexicana cayó 8.5% en 2020.

“Pensamos que eso hubiese sido bien gastado (…) la apertura estaba para hacer paquetes de apoyo, y en el caso de México creo que no fue aprovechado”, dijo el directivo.

Explicó que México, Chile y Costa Rica han anunciado que tienen contratos establecidos para cubrir a la población con la vacuna.

El FMI espera que las campañas de vacunación se aceleren, especialmente en la segunda mitad de este año.

Deja una respuesta