Fuente: El Economista

Según presume el propio organismo fiscalizador, por cada peso que el SAT invirtió en una auditoría, recuperó 144.5 pesos.

El primer semestre del 2020 (enero a junio), el Servicio de Administración Tributaria (SAT) duplicó la rentabilidad de sus auditorías, pues recuperó 144.5 pesos por cada peso invertido. 

Este mismo indicador en 2019 era de 72.5 pesos por cada peso invertido.

Sin embargo, como advierte El Economista, el presupuesto total para las 36 mil 859 auditorías que se realizaron fue de mil 450 millones de pesos.

Si dividimos el presupuesto asignado para este rubro entre lo recaudado por actos de fiscalización, obtenemos que la rentabilidad fue aún mayor: de 185 pesos.

Además, la efectividad de la fiscalización fue de 97.3%; esto quiere decir que en la gran mayoría de las auditorías realizadas hubo observaciones hechas por los auditores.

Recaudación récord por actos de fiscalización

Lo que va del primer semestre del año, el SAT logró un incremento del 177% en lo recaudado por actos de fiscalización, logrando una recaudación récord de 269,511 millones de pesos.

Lo recaudado en 2019 respecto al mismo concepto es de 94 mil 287 millones de pesos.

De acuerdo con la Ley de Ingresos de la Federal (LIF) de este año, Hacienda esperaba obtener 3 billones 505,822 millones de pesos a través de pagos de impuestos.

Sin embargo, debido a desaceleración de la economía por el coronavirus, en los Precriterios de 2021 ya se había reducido esta estimación a 3 billones 350 mil 840 millones de pesos, esto a pesar de los logros recaudatorios obtenidos por el SAT en algunos rubros.

A pesar de ello, por segunda ocasión Hacienda baja su estimación de los ingresos tributarios.

El último informe de la SHCP estimó ingresos de 3 billones 103 mil 300 millones de pesos; es decir, una disminución de 7.4% respecto a los Precriterios y de 11.5% respecto a la Ley de Ingresos de 2020.

Deja una respuesta