Fuente: Maritza Pérez Y Yolanda Morales – El Economista.

El presidente Andrés Manuel López Obrador advirtió que el país no está exento de una nueva crisis económica.

Aunque argumentó que “sería por cuestiones externas”.

Se cayó la economía, estamos creciendo, estamos recuperando, pero no (debemos) confiarnos.

Durante su conferencia de prensa matutina.

El mandatario reiteró que, pese a que México está creciendo y recuperándose de la crisis económica generada por la pandemia, la ciudanía no debe confiarse.

Al tiempo que llamó a actuar con prudencia, mantener finanzas sanas y no gastar más de lo que se tiene de ingresos.

Ante estas circunstancias, llamó a las familias a que mantengan un gasto prudente, en caso de que se desate una nueva crisis económica.

Comento que vamos muy bien en la parte económica.

Vamos recuperando empleos.

Va creciendo la economía, vamos bien, pero vamos a llegar a la normalidad y vamos a seguir pendientes. 

La economía ya está en crisis: expertos

Tras las declaraciones del mandatario.

Expertos y académicos coincidieron en que la economía mexicana se encuentra en crisis antes de la pandemia.

Dicha crisis ha sido lenta y consistente en el transcurrir de los meses.

Raymundo Tenorio, profesor del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de México, comentó que este lento proceso de crisis ha destruido más de tres millones de empleos.

Con este desempleo creciente, donde están atrapados mexicanos que laboraban en la industria de servicios, hoteles, transporte y restaurantes.

Se ha reducido la posibilidad de que paguen las deudas bancarias que habían contraído.

O que acepten un crédito de los que propone el Secretario de Hacienda como alternativa para incentivar la recuperación,.

Matizó Luis Pérez Lezama, director de Investigación Económica en el Think Lab Saver.

Es bueno que el Presidente reconozca que los datos ya no dan para el optimismo, concuerdan los expertos.

Quizá hasta ahora entiende que no basta con el estímulo del principal socio comercial para que la economía avance.

Pero no hay expectativas de un cambio en la política económica, ni en los indicativos hacia el clima de negocios.

Redirigir presupuesto.

José Luis de la Cruz consideró que la reflexión del mandatario tendría que sincronizarse con la reacción de la administración pública.

Lo ideal habría sido que desde el diseño del presupuesto de este año, se incorporara una redirección de recursos.

Y entablar un diálogo con el sector privado para favorecer a la inversión.

Podrían impulsar a la banca de desarrollo para encender a la maquinaria productiva y encontrar ahí los recursos que pueden ayudar a atenuar la situación.

Raymundo Tenorio aseguró que se ha desaprovechado la posibilidad de actuar para evitar un mayor daño en la economía.

A su parecer, la estrategia de vacunación inició por los adultos mayores.

Cuando lo que se requiere es abrir las empresas y que la población económicamente activa pueda trabajar sin riesgo de un nuevo contagio.

Planteó que el gobierno prefiere colocar deuda a tasas superiores a 7%.

En lugar de aprovechar el crédito abierto en el Fondo Monetario Internacional que cobra 1%.

Para apegarse a su promesa de no endeudarse. “Prefiere criterios ideológicos que técnicos”, lamentó.

Tenorio precisó que los cierres que ha tenido la economía han interrumpido las cadenas de producción y esto ha afectado al menos a 21 industrias.

Deja una respuesta